Ekim 12, 2021

Las Compañeras Sucias 5

ile admin

Babes

Las Compañeras Sucias 5
Un día más en la escuela y Laura me mando unas miradas picaras que me indicaban que estaba lista la siguiente chica, llego el receso y espere a Ángeles donde siempre y no me sorprendió el verla llegar muy sonriente y con un guiño con el ojo a larga distancia, se separa de su grupo de amigas donde vi que miro demasiado a su mano izquierda, Andrea, una chica morena de la misma estatura que Ángeles con un rostro menos hermoso que el de sus 2 amigas pero un cuerpo envidiable, tetas un poco más grandes que las de Ángeles y un trasero muy grande para su edad, Ángeles vino sin quitarle la vista a ella lo que me hizo sospechar de las intenciones de las 3.

Ángeles: Hola lindo, lamento no besarte ahora pero ya sabes mi reputación.
Yo: Tranquila lo entiendo, aunque puede que la próxima escoja primero a Laura.

Ángeles puso una mirada entre enojo, envidia y note que se arrepentía de eso, por lo que quito esa cara y vi que se disponía a probarme que me equivocaba.

Ángeles: Te vemos en el salón en 1 minuto ya todo está listo. ¿Tú lo estás?

Un último guiño y se fue con sus amigas, me dieron una mirada entre las 3 y subieron corriendo, sabía que no debía hacerlas esperar y solo después de 2 minutos subí al salón.
Mi sorpresa fue bastante grande cuando vi que Andrea forcejeaba con Ángeles y Laura para que no se fuera del salón tratando de ponerla en las mesas que formaban una cama, decidí interferir y ayudarlas a mantenerla quieta .Las 3 con sus uniforme que consistían en faldas, zapatos, un chaleco y una camisa con sus pantis al aire era muy erótico.

Andrea: Me arrepiento por favor no lo hagas.
Ángeles: Tú aceptaste y ahora él ya está listo, mira solo eso.

Ángeles señalo el paquete que tenía en mi pantalón y Andrea se detuvo de forcejear, como si mi bulto fuera un aparato hipnótico que la mantuvo allí.

Laura: Mira -Me desabrocho el pantalón y mi verga salió no tan erecto- no hace daño y sabe rico -Lo lamió y se me paro un poco, y se lo empezó a meter a la boca un poco a poco- Ven a probar.

Ángeles soltó a Andrea y ella se acercó a mi verga mucho más erecta, lo tomo con la mano y Ángeles le enseño a masturbarme, ella parecía encantada y excitada de aprender, escuche uno que otro gemido salir de su boca y el morderse los labios era muy excitante, empezó a masturbarme mucho más rápido y fuerte, me gustaba mucho.
Ángeles parecía desesperada por tomar mi verga entonces le metió mi verga a la boca en un parpadeo.

Ángeles: Trágatelo porque si no yo lo haré.

Andrea se mostraba inexperta porque no sabía cómo dar una mamada, así que Laura le ayudo y aprovecho para dar una que otra lamida a mi verga además de quitarme el líquido pre-seminal.
Pasaron unos momento más y Andrea se mostraba más excitada con gemidos al mejorar su técnica.

Ángeles: Miren esto -Bajo su mano a la falda de Andrea y cuando la saco estaba mojada- eres una pervertida Andrea, oye creo que ya te necesita.

Lo dijo mirándome y yo sonriendo le vi que era cierto porque me devolvió la sonrisa, la acosté en la cama y sus amigas se hicieron a un lado solo mirando lo que ese día no tendrían.

Andrea: Por favor se gentil, es mi primera vez.
Yo: Descuida, no te dolerá -Y empecé a meter mi verga en su apretado coño, al ver que gemía un poco ya sea por placer o dolor dije- tanto.

Termine de hablar y se la metí hasta el fondo, sentí el himen romperse y ella gritar bastante fuerte, al instante Laura y Ángeles le taparon la boca.

Laura: ¿Quieres que toda la escuela nos escuche?

Ella se calmó y ahora solo se escuchaban sus gemidos de placer salir de su boca, la bese varias veces para que sintiera que le agradecía por darme ese honor, vi que lo entendía en sus ojos al besarla, las otras chicas se pusieron celosas y decidieron actuar aunque no de la manera que esperaba.
Cada una tomo una de mis manos y las pusieron en los pechos de Andrea, por la sorpresa las apreté bastante duro y sus pezones resaltaron mucho. Me sorprendió ver que ambas empezaron a chupar los pezones de Andrea como si fueran a sacar leche de ellos.

Laura: Aun te gustamos ¿verdad?
Ángeles: Por favor dinos que aún no decides.

El pensar que ellas estaban desesperadas para que no escogiera el coño apretado y virgen de Andrea y que usaran un truco lésbico para ello y excitarme atándome a mis deseos de ver como lo hacían las 3 me puso al cien. Mis pensamientos fueron quebrados por un ruido, los gemidos de placer provenientes de Andrea me pusieron en la realidad de nuevo.

Andrea: Esperen chicas, si las masajean y lamen así se ponen sensibles y me voy a…- no pudo terminar, en ese momento su vagina se apretó como si succionara mi verga con mucha fuerza, supe se había corrido mucho por los gritos que soltó- Ahhh, no, sigue, sigue por favor.

Se corrió y parecía perdida, su mirada iba por todos lados como buscando algo a que aferrarse, sus amigas se alejaron un momento como preocupadas por que se hubiera desmayado y no despertaría para el final del receso.

Andrea: ¿Qué esperas perro?- Saltamos de asombro, ella grito enojada, como si hubiera hecho algo malo- Dije que siguieras maldito, si es todo lo que tienes mejor me voy.
Ángeles: Nos preocupamos por ti, creímos que…
Andrea: Cállate perra, aléjate de mí verga, tu masajéame- Dijo señalando a Laura- y tu- Señalándome a mí- apresúrate y dame lo más duro que puedas.

Sin objeción Ángeles se alejó y se puso detrás de mí, mientras Laura ponía su vagina en la cara de Andrea y empezaba a masajear las tetas de Andrea, ahora Laura recibiría una mamada de su amiga, yo tampoco espere y volví a mi trabajo de meter y sacar mi pene de su apretado coño.
El ritmo era acelerado, Ángeles me empezó a besar con pasión tratando de distraerme de darle placer a su amiga, restregaba sus enormes tetas en mi espalda, sus pezones rozando mi piel y su lengua casi llegando a mi garganta.

Andrea: Oye- me grito cuando baje un poco el ritmo- sigue o el siguiente en ser penetrado serás tú.

Me asuste por un momento pero recordé que yo tenía en control en esa posición así que decidí castigarla para que no me faltara el respeto.

Yo: Quítate de allí Laura.- le grite mientras se masajeaba las pequeñas tetas del placer que sentía por la mamada de Andrea, se quitó y levante a Andrea para ponerla sobre mí, quedamos cara a cara pero por poco tiempo, la voltee sin sacar mi verga de su coño y así le empecé a dar más fuerte que antes. –Ángeles, hazlo. – le ordene poniéndole en frente la vagina de Andrea siendo penetrada por mi miembro.

Andrea: Espera, ¿Qué haces? No lo hagas Ángeles, mi cuerpo no lo soportara.
Ángeles: Debiste pensarlo mejor antes de llamarme perra, maldita putita hahaha.

Ángeles rápidamente lamia la parte donde nuestros sexos rozaban y con su mano derecha apretaba muy fuerte la teta derecha de Andrea, mientras que con la izquierda masturbaba el clítoris de Andrea. Laura no se quedó atrás y saco un objeto parecido a un pene rojo de una mochila.

Laura: No soy tan inocente como creíste. –Dijo mientras me miraba y lamia de manera sexy el dildo con arnés y se lo colocaba encima de su coño, termino de colocárselo y volteo la cara de Ángeles a su nuevo “miembro masculino”. –Toma, es tu turno.
Lo dijo y le metió la verga falsa a su boca, por alguna razón que aún no entendía Ángeles y Laura parecían muy excitadas. Laura parecía un hombre al cual le dan una mamada de garganta profunda y Ángeles parecía que sentía lo mismo que le metieran una verga por todos sus orificios, lo cual casi era un hecho porque se empezó a masturbar con la mano derecha. Después de unos minutos así sentía el orgasmo venir y Andrea de seguro lo noto porque se quitó de encima mío y llamo a sus compañeras.

Andrea: Por favor, dánoslo todo, córrete en nuestras bocas y tetas. –Dijo mientras todas abrían sus bocas y usaban sus manos para resaltar sus tetas.
Yo no lo resistí más y me masturbe lo más rápido posible, solté un grito y las 3 se pegaron a mi miembro para recibir mi semen caliente en sus bocas, les cayó en la boca, en la cara y en las tetas se le escurría como si fuera agua.
Finalmente nos recostamos un momento en la “cama”, Andrea me miro y le di un pequeño beso en los labios.

Ángeles: Es mío. –Dijo abrazándome.
Laura: No, es mío. –Y tomo mi brazo.
Andrea: Oigan, ustedes me invitaron aquí para que el me follara y ¿Ahora no quieren que lo haga? ¿Quién las entiende? Pero es una lástima porque ahora yo lo quiero mucho y no dejare que ustedes me quiten mi verga ¿Entendieron?
Yo: Tranquilas chicas, puedo estar con todas y a todas les pondré atención.
Ángeles: Veamos que piensa el cuándo traigamos a la siguiente.
Andrea: ¿De qué hablas?
Ángeles: Cuando pruebe su piel se olvidara de ti pero ni siquiera ella lo podrá satisfacer como yo ¿Verdad?

Lo dijo mientras ponía sus ojos más seductores pero entendí muy pronto que ellas no le dijeron a Andrea que esto era una competencia y que aún faltaban chicas por participar para ver quién era la chica que mejor me satisfacía.

Laura: Sigue soñando yo soy la mejor ¿Verdad, amor mío?

Ahora Laura se aferraba más a mi cuerpo desnudo, su coño estaba mojado y lo restregó un poco en mi pierna mientras pasaba su dedo por mi pecho y sus tetas estaban calientes contra mi espalda. De repente sonó la campana y supimos que el receso termino, teníamos solo unos minutos para cambiarnos y dirigirnos al salón de química. Andrea se levantó muy rápido puso una mirada furiosa y me señalo con el dedo.

Andrea: Escúchame, hare que me escojas a mi como la mejor, la próxima vez que compitamos con todas las chicas de la clase yo ganare.

Tomo su ropa se vistió muy rápido y salió corriendo del salón, las otras 2 hicieron lo mismo pero no se fueron sin despedirse de mi con un largo beso, yo terminaba de cambiarme cuando escuche la voz de Ángeles.

Ángeles: Oye, mira esto.

Voltee y la mayor sorpresa del día apareció ante mí, un beso de lengua muy sexy entre las mejores chicas de toda escuela, sus lenguas se veían en el aire y unos gemidos salieron de sus bocas, se detuvieron y me miraron satisfechas. Ambas salieron pero antes de cerrar la puerta Laura me miro y dijo.

Laura: Hasta la próxima.

CONTINUARA…