Eylül 10, 2021

Emputeciendo a mi ex en la playa

ile admin

Anal

Emputeciendo a mi ex en la playa

Era una mañana de Julio, ella trabajaba de tardes y yo… yo me dejaba llevar… no tenía nada que hacer.
Llevaba tiempo pidiéndome ir a la playa, ya no eramos novios, lo habíamos dejado formalmente, pero hacíamos vida de pareja en todos los sentidos.

Ella era bajita, muy delgada (todos pensaban que demasiado) aunque debajo de sus ropas escondía dos buenos pechos… pero lo mejor no era eso, lo mejor era su culazo. Era ancha de caderas, pero no demasiado, y eso le proporcionaba un culo perfecto para agarrar con ambas manos y aprovechar su pequeño tamaño y ligereza para moverla al antojo de uno.
Pero bueno,no me adelantaré… era rubia, con los ojos marron claro y pelo corto como se lleva ahora moderno, con la nuca de chico y todo el cuello descubierto…

Yo todo lo contrario, le sacaba casi dos cabezas y pesaría el doble. Sin estar gordo, pero tampoco un delgaducho… con un poco de gimnasio tendría un cuerpo cojonudo, pero como ya he comentado antes, soy un poco tirao…

Era un día raro, para ser julio (a principios) estaba algo nublado, además era plena época de exámenes universitarios y la playa estaba muy vacía… Era perfecto porque por lo general a mi me agobia la playa, y ese día se estaba genial.
Nos pusimos a apenas un par de metros del agua, teníamos un matrimonio de ancianos un poco más hacia el paseo marítimo, cerca de nosotros, dos chicas con libros que habían ido a estudiar mientras se ponían morenas y un poco más alejados, como acechando a esas chicas, un grupo de 5 chicos con su pelotita de futbol y demás.

No estuvimos mucho en la arena, lo justo para comer… además llevabamos unas semanas sin vernos por lo que estabamos muy cariñosetes… así que nos fuimos al agua. Yo semiflexioné mis piernas, como medio sentado dejando flotar mis brazos, por lo que ella se pudo sentar encima y abrazarme, hasta ese momento ningun roce exagerado, solo estabamos juntos, besándonos en el mar tranquilamente.

El grupo de chavales se había metido al agua tambien a jugar con la bola, y al vernos acaramelados empezaron con la coña de tirarnos la pelotita cerca y venir a mirar a ver que hacíamos… a mi me resultaba gracioso porque era lo típico que haría yo.. pero ella se cabreaba bastante… le estaban rompiendo su paz…

Yo que con el vaivén de las olas iba notando su roce contra mi… estaba medio cachondo, pero no demasiado… y le dije “no te enfades tonta, si se acercan a ver lo buena que estás” Seguimos besándonos y los chavales se iban acercando más, pensandose que en verdad estabamos haciendo algo… y ella les miraba con mala cara… así que cogí y (recordemos que estabamos bajo el agua) le hice a un lado la braguita del bikini, dejando su chochazo libre en el mar… y le pasé mi dedo índice por él… cual fué mi sorpresa al descubrir que esa lubricación no era agua de már, era flujo puro que le chorreaba…

Me miró con carita de inocente.. casi como si le hubiese pillado haciendo algo que no debía… y volví a pasarle el dedito para notar su humedad.. mi paquete se hinchó en una milésima de segundo y así ya no podía salir del mar sin causar un escándalo… Yo actué un poquito a lo desesperado, pero nos teníamos tantas ganas que no estuvo de más… de normal nos tirabamos hooras y horas de preliminares, pero la idea de un polvo a lo guarro y a lo bestia me ponía mucho… así que me la saqué… y le puse la punta en la boquita de su agujero, notaba como sus labios abrazaban mi glande y lo empapaban en ese flujo que no paraba de emanar haciendome sentir el el paraiso…

– Bfff, hay gente… y estan muy cerca…
– Entonces intenta no hacer ruiditos…. – y se la metí de un tirón… no hizo falta ningún esfuerzo, casi me la succionaba ella.. tenía ese coñazo enorme que era una funda natural para mi polla, cuando nuestros vientres se tocaban, justo llegaba a su fondo con la punta… y nos mataba de placer esa sensación de acoplamiento perfecto.

Desde fuera nada había cambiado, salvo nuestras caras más sonrojadas, estabamos en la misma posición y solo sobresalía el cuello del agua.. había algo de marejadilla y nos tambaleaba, solo ese movimiento del mar era suficiente para que nuestros cuerpos se separasen y se juntasen arrítmicamente haciendo que nos notásemos en todo nuestro ser…

Ella se corría siempre enseguida y muchas veces (algo que echo de menos ahora) y en apenas unos minutos desde que estuve dentro de ella, noté como explotaba… se dilataba mucho más dejandome empujarle más fuerte y el agua del mar ni afectaba nuestros sexos debido a sus flujos aceitosos que nos impermeabilizaban y lubricaban. Lo hizo muy silencioso, me besó… movió la cadera apretándose hacia mi y me agarró fuertísimo..

Yo de repente noté como me daba de culo en el fondo del mar… la corriente que nos estaba dando tanto placer nos había acercado a la orilla donde apenas cubría hasta las rodillas un poco más… no era nada grave, salvo porque ella tenía todo el coño fuera del bañador y yo la polla empalmadísima y todavía dentro… seguíamos cubiertos por el agua, pero a escasos dos metros estaba uno de los chavales de la pelotita de pié… y desde ahí arriba seguro que le consiguió ver el coñito a mi chica, y mi rabo metido en él…

Nos impulsamos con los pies hacia el fondo donde estabamos antes que cubria lo necesario y empecé a moverme más, ya no dejaba que el mar hiciese el trabajo.. las olas estaban más fuertes y nos empujaban hacia la orilla, pero ahora intentabamos controlar eso… de todos modos, 3 de los 5 chicos, entre ellos el que nos había visto, empezaron a acercarse demasiado… disimulaban con la pelota pero no paraban de mirarnos.. Yo no paraba de follar.. metía y sacaba mi rabo de ella cada vez más fuerte.. empezaba a notarse lo que hacíamos… ella me decía que parase, que los chicos estaban muy cerca… pero aunque lo decía no hacía nada para pararme y cada vez se le mojaba más el coño.. empecé a acercarme a donde cubría menos, por la cintura … y ya estabamos a la altura de los tipos… Ella me abrazaba para cubrirse la cara, pero no dejaba de cabalgarse mi rabo con ese movimiento perfecto de su cadera..

– Si en verdad eres una zorrita… te gusta que nos miren esos niñatos eh?
– No… para… (me seguía follando)
– Quieres que pare? va…. – saque mi polla de ella, me puse de pié (me llegaba el agua justo por la cintura) y ella sorprendida se incorporó como yo y vino a juntarse a mi.. los chicos se sobresaltaron un poco y cambiaron la dirección de sus miradas por un instante.. Vino hacia mi y me besó… yo le metía la lengua de manera muy cerda y eso la desconcertó.. le dije, salimos?

Ella caminó apenas un par de metros hasta que el agua le llegaba justo al vientre, a mi un poco por encima de los muslos justo ahí la agarré de las caderas, me apreté a ella y le bajé la parte de arriba el bikini en un rápido movimiento dejando sus tetas al aire.. se quiso tapar pero fuí más rápido y se las agarré… le empecé a besar el cuello que tenía al descubierto por su corte de pelo y a refregar el pollón que aún tenía duro de no haberme corrido por su culo… ya no oponía más resistencia.. se dejaba hacer.. los tres tipos abrieron los ojos como platos y llamaban a sus colegas que prefirieron verlo desde la arena…

le bajé el bikini y se la volví a meter, esta vez cogiéndola desde atras… apretándole fuerte sus tetas y con medio cuerpo fuera del agua, a pocos metros de unos desconocidos…
Estos no tardaron en sacarse las pollas… y empezar a pajearse viéndolo… yo le obligaba a ella a mirarles a la cara, les decía… “miralos, mira como se pajean viendote disfrutar como una zorra” ella les miraba a la cara y ellos se iban acercando más.. se quedaron a menos de un metro pajeandose los tres..
Yo le mordí el cuello y le solté las tetas para agarrarla bien de la cadera y darle más fuerte todavía… Ella había bajado la cabeza y le volví a decir que les mirase fijamente.. los tenía practicamente cara a cara, si se hubiesen acercado un poco más podrían estar besándole, sobándole las tetas…

Yo notaba como se mojaba, estaba a punto de correrse, y la situación me podía demasiado, yo también quería correrme… Un chaval se ve que lo notó y se acercó hasta tocarla…quería correrse tocándole… le puso una mano en la cara delicadamente, creo que esperando que ella se agachase a chuparle su final.. aunque ella se quedó mirándole fíjamente y empezó a correrse en ese momento.. los otros dos se abalanzaron encima nuestra y empezaron a cogerle las tetas, entre los tres no paraban de sobarla mientras se corría y con la mano que no estaban sobándole se pajeaban… Le besaron el pecho, le mordieron los pezones… uno aventuró su mano al coño aunque no llego a tocarla bien porque estaba entregándomelo todavía.. ella no paraba de correrse en un orgasmo infinito..

Yo tenía la polla a punto de explotar,no quería acabar nunca de eso, estaba celoso de esos tipos sobándole pero me ponía mucho más la excitación.. Entonces uno de los tipos le metio los dedos en la boca y ella empezó a mamárselos… y el chaval se empezó a correr apuntándole a ella… le tiro una lefada a su tripa. El segundo empezo a pajearse más fuerte con una mano pellizcandole un pezón.. y soltó una corrida que le llegó hasta la cara… dejandole las tetas llenas también, una bestialidad… por lo que yo ya, si que no pude más… y le empecé a llenar el coño de semen.. ella al notarlo volvió a venirse, aunque menos fuerte que la vez reciente… y se agarró al último chaval que quedaba por correrse, como para no caerse… relamiéndose los labios mientras le miraba fijamente desde abajo… y el se estiró y empezó a correrse de tal modo que le llegó a la cara también, y le cogió la lengua mientras se relamía de su orgasmo…

Salí de ella y me quedé mirándola toda llenita de semen (la parte que no estaba en el agua) y como se comía el poquito que le había llegado a la cara y a la boca de los chicos..

Caminamos hacia fuera del agua, ella se limpiaba mientras andábamos del resto de semen… y al estar por fin fuera vi como le caía por el borde de la braguita del bikini (pues tenía un labio medio fuera) un hilillo de mi corrida todavía… que se cogió con un dedito y se acabó de relamer, mirándome y sonriéndome…

Nos fuimos antes de que los chavales les diese tiempo a salir limpios y aseados… los colegas que tenían fuera no nos dirigieron la palabra por suerte, aunque nos miraban atónitos…

Despues de eso ella se sacó otro novio “formal” y perdimos el contacto… Pero por lo menos el polvo de despedida fué espectacular…

SIento haberme extendido pero es que iba demasiado cachondo escribiendo y me encantaba detallar….. saludos y disfrútenlo!